CategoriesBlog

Cirugía para quitar la fibrosis – ¿Qué tan efectiva es?

Si ya te has decidido a dar el paso para hacerte una operación y actualmente estás pasando por el proceso de recuperación, y tienes que sortear todas las molestias del posoperatorio. Luego comienzas a retomar tu vida con total naturalidad, pero te percatas que el área cercana a la herida está dura y te duele, es posible que requieras de una cirugía para quitar la fibrosis.

A esto es lo que se le conoce como fibrosis posquirúrgica, es más frecuente de lo que imaginamos y no está relacionada con ninguna operación concreta. Puede manifestarse tras una liposucción o posteriormente de una abdominoplastia.

Después de cualquier cirugía estética puede surgir una fibrosis, sin embargo, hay intervenciones en las que esta dificultad es más frecuente.

Cirugía para quitar la fibrosis - ¿Qué tan efectiva es

¿Exactamente qué es la fibrosis?

Cuando te sometes a una operación y se origina una herida que en la mayoría de los casos, no deja que se cierren los tejidos de un modo correcto. El inconveniente suele surgir cuando la cicatrización no avanza de manera correcta.

Por lo consiguiente, puedes estar presentando una fibrosis cutánea, que se evidencia en un bulto sobre la herida causada por un exceso de colágeno que engrosa los tejidos de la zona que tiene que sanar.

El exceso de colágeno hace que se endurezca, igualmente se puede producir en las capas interiores de los tejidos conectivos que han sido dañados por la cirugía, lo que puede deformar tu cuerpo.

Debido a una mayor actividad de los fibroblastos, aquellas células vigentes en los tejidos conectivos que sintetizan el colágeno y ayudan a la cicatrización de las heridas, haciendo que algunas partes de tu cuerpo estén más arrugadas o fibrosas.

¿Cuáles son las consecuencias de la formación de fibrosis?

La fibrosis trae consecuencias estéticas, debido a que aparecen cicatrices queloides o hipertróficas, donde es evidente que existe un problema de cicatrización. Esta complicación puede tener un origen genético y debe ser tratado por profesionales en el área y así reducir su apariencia.

En este momento, en el campo de la cirugía estética la expresión de la fibrosis, se utiliza para juntar aquellas protuberancias, solidificadas o bultos que pueden salir luego de una operación y que además de causar deformidad en la piel del paciente que la padece, pueden resultar incómodos e incluso punzantes.

Así que, estos endurecimientos o fibrosis posquirúrgica, tienden a aparecer en cualquier tipo de operación. La causa es que la capa del tejido graso que se encuentra pegada a los tejidos durante la cicatrización crea una cicatrización interna que se deja notar en forma de un bulto o endurecimiento.

Esta robustez puede salir durante el postoperatorio y mientras pasa el proceso de sanación tras la cirugía. Los pacientes que muestran fibrosis postquirúrgica pueden sentir estas consecuencias hasta varios meses después de la operación.

Estéticamente no se ven muy bien lo que produce un efecto negativo y realmente no podrás disfrutar plácidamente de los deseados cambios por culpa de los malestares producidos por estos bultos.

¿Qué se puede hacer para tratar la fibrosis?

Es común que las personas pregunten por métodos que sean efectivos para mejorar alguna cicatriz con alguna cirugía para quitar la fibrosis. Estas preguntas suelen hacerlas directamente a los doctores durante los foros.

En estos casos los profesionales en la cirugía para quitar la fibrosis y medicina estética sugieren algunos procedimientos postliposucción para corregir estos bultos desagradables que se forman después de alguna operación.

La elección de cada tratamiento naturalmente dependerá del médico tratante y de la emergencia de la fibrosis.

Procedimientos que se suelen realizar para el tratamiento de la fibrosis

A continuación te mencionaremos algunos de los procedimientos más usuales y los más confiados para mejorar este problema:

Masajes postquirúrgicos

Es común que los médicos lo aconsejen para perfeccionar los efectos de la cirugía para quitar la fibrosis y favorecer la recuperación del paciente, mayormente en operaciones más complicadas e invasivas, como la liposucción. Uno de los más populares es el masaje de drenaje linfático.

Numerosas personas en sus experiencias hablan de esta fase del drenaje, en lo que corresponde al número de sesiones será el esteticista quien lo determinará, según cada caso.

Para realizar estos masajes, lo primordial son las manos, pero en alguno de los casos se pueden ayudar con otros dispositivos, como por ejemplo, ultrasonidos, si así lo indicase el cirujano.

Es necesario que los masajes deban realizarlo personal experto, por tal motivo si lo hace alguna persona sin ningún tipo de experiencia podría ocasionar daños irreparables en el cuerpo del paciente.

Carboxiterapia

Este es un tratamiento completo que utiliza dióxido de carbono en área afectada y logra destruir la grasa, mejorando notablemente la circulación, aporta elasticidad a la piel y minimiza la celulitis.

A la par de todo este método se consigue tensar los tejidos, por lo que puede ser un aliado para mejorar la fibrosis postquirúrgica.

Corriente galvánica

Se trata de un procedimiento que se aconseja para la fibrosis y donde se suele aplicar una corriente de flujo constante.

El efecto que este método causa sobre el endurecimiento puede estimular el resarcimiento de los tejidos y la destrucción de aquellos que estén afectados por la fibrosis. Por tal razón, algunos especialistas lo sugieren para tratar estos bultos no deseados.

Lipoláser

Con el láser se pueden tener muchos beneficios, también sirve para desaparecer el exceso de grasa y minimizar la fibrosis y demás anomalías que surgen tras una operación estética. Este método logra tensar los tejidos, embellecer la piel y contribuir a darle firmeza.

Otro de nuestros métodos más eficaces de como quitar la fibrosis de manera efectiva, es aplicando el  Gel Post-Operatorio CIRULAB, especialmente creado para prevenir la formación de fibrosis, aliviar los dolores postoperatorios y disminuir la hinchazón y hematomas.

Conclusión

Absolutamente todos los métodos descritos anteriormente es muy importante sean aplicados por médicos especialistas o personal experto en estética, que cuenten con práctica y buena formación.

Todo con la finalidad de evitar que surjan otros problemas al momento de efectuar cirugía para quitar la fibrosis o cualquier otro procedimiento que requiera de mucho cuidado y precaución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.