CategoriesBlog

Evitar seromas – Las mejores recomendaciones para poder hacerlo

Los seromas son un efecto secundario que pueden sufrir pacientes que se han sometido a alguna operación, y pueden traer como consecuencia infección en la zona o abscesos, que, de no tratarse, puede dar pie a la formación de quistes.

Al ser tan delicado, el médico tratante le da todas las indicaciones necesarias a la paciente para evitar seromas.  No obstante, con este post te queremos orientar respecto a los seromas, para que logres reconocerlos, conociendo sus características y diversos motivos de su aparición, así que ¡No dejes de leer este post hasta el final!

Evitar seromas

Apariciónde seromas

Te estarás preguntando ¿Qué es un seroma? Se trata de un exceso de líquido que suele aparecer luego de cualquier cirugía, este se encuentra debajo de la piel tratada, creando inflamación y en algunos casos dolor, siendo mayormente visto en cirugías plásticas y cesáreas.

Esta inflamación es la reacción en defensa del organismo al pasar por una cirugía, es por esta razón, es que, bajo control médico; en la mayoría de los casos los pacientes suelen empezar a caminar desde el primer día luego de su operación, lo que permitirá evitar en gran medida esta aparición.

Saber cuáles son las características de dicha aparición, podrá ayudarte a evitar seromas luego de tu operación, sabemos que en cada paciente podría presentarse de forma progresiva, también, existen otros casos en los se podría mostrar desde los primeros días.

Características del seroma

Una de las claves para notar la aparición del seroma es la salida de líquido transparente o muy claro en la cicatriz, además, de una pequeña elevación en la piel que fue tratada.

Se observará una coloración rojiza o marrón en el área alterando la temperatura en el área de las suturas, con una inflamación progresiva, por ello, se deberá tomar en cuenta la opinión de un especialista transcurridas las primeras dos y tres semanas luego de la cirugía.

Aunque, el seroma suele desaparecer luego de las primeras semanas postoperatorias, dado el caso de su permanencia, tu médico indicará cuál será el mejor tratamiento para ti, tomando en cuenta que todas las recuperaciones son diferentes en cada paciente.

En casos de cirugías plásticas como abdominoplastia donde la intervención puede ser un poco más extensa, es mayor la probabilidad de aparición de seromas, por eso, lo ideal será saber cómo evitar seromas postquirúrgicos.

Causas comunes de un seroma

Para saber cómo evitar seromas es necesario que sepas las razones de su aparición, ya que, esto podría ocurrir en cualquier situación de tu vida diaria post cirugía.

Una de las causas más frecuentes es realizar movimientos bruscos en los primeros días de recuperación, otra causa que aumenta su aparición es hacer ejercicios, te recomendamos consultar a tu médico con anterioridad.

Si te has realizado una cirugía extensa, bien sea plástica o por un caso de salud, las probabilidades de la aparición de seromas es más alta, siendo realmente importante saber cómo evitar seromas y hacer una rutina ideal para el cuidado de tu piel.

Otras de sus causas son, si dentro de tu plan postoperatorio es necesario el drenaje de líquido, este también haría casi seguro su aparición, al igual que si el paciente ha presentado antes seromas postquirúrgicos.

Cómo prevenir el seroma postquirúrgico

Los cuidados durante el postoperatorio son muy importantes y simples para evitar seromas o molestias, toma en cuenta estas recomendaciones ideales y fáciles para tu cuidado personal.

Los médicos cirujanos recomiendan la utilización de la faja compresora, claro está que dependerá mucho del caso de cada intervención y la recomendación específica de tu médico.

Podrás hacer uso del vendaje compresor, acompañado de masajes, estos ayudarán al drenaje de líquidos, podrás realizarlo desde la comodidad de tu hogar al combinar con geles o cremas anti inflamatorias.

Durante la aplicación de tus masajes podrías hacer uso del Gel Post-Operatorio de CIRULAB, con propiedades anti inflamatorias provenientes del mentol y el alcanfor, además, ayudará a disminuir el exceso de líquido y evitará la aparición de seromas.

¡Así es! Dentro de sus bondades este gel evita seromas y la temida fibrosis, ideales para acompañarte en los cuidados de tu piel, agilizará el proceso de cicatrización mejorando la circulación en cada aplicación.

¿Cuál es el tratamiento para la aparición de seromas?

Existen casos leves del seroma donde el organismo absorbe el exceso líquido en las primeras semanas, es por eso que el tratamiento suele realizarse sólo cuando el seroma causa dolor y acumula líquido, con el fin de aliviar alguna molestia.

Los tratamientos de la medicina estética como la ultra cavitación y ultrasonidos de alta potencia, evita seromas al eliminar el exceso de líquido, previniendo la infección e inflamación del área en cicatrización.

Cuando se requiere de tratamientos más profundos, se puede realizar una remoción del exceso de líquido con una jeringa o drenaje quirúrgico, acompañado de analgésicos y antiinflamatorios como el ibuprofeno o paracetamol, ideales para aliviar algún malestar.

Si tras ser evaluado se detecta un encapsulamiento de seroma, se recomendará el uso de corticoesteroides o en última instancia, la remoción quirúrgica que permitirá mejorar, a su vez, la apariencia de la cicatriz.

Conclusión

Una vez tomado en cuenta cuáles son las causas, te dejamos al alcance de tu mano cómo evitar seromas después de una cirugía, ahora será cuestión de tiempo para que puedas disfrutar de tu reposo y así lograr ver esos resultados rápidos en tu mejoría.

Recuerda que será fundamental mantener una alimentación balanceada que permitirá reforzar esta etapa de tu recuperación, y que es imprescindible que guardes reposo y evites hacer esfuerzos, de esta forma, puedes reducir las probabilidades de desarrollar seromas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.