CategoriesBlog

Fibrosis en el abdomen – Cómo tratar la fibrosis en casa

Las cicatrices tras cirugías como la liposucción o abdominoplastia, es la reacción común del organismo al momento de regenerar el tejido por la ruptura sufrida; sin embargo, debido a algunas patologías infecciosas puede aparecer la fibrosis en el abdomen.

La razón principal por lo cual aparece esta condición, va de acuerdo al tamaño de la cicatriz y a la profundidad, ya que el tejido es cortado en varios planos y quedan pegados entre ellos, haciendo que las capas no puedan deslizarse adecuadamente una sobre otra ocasionando adherencias e irregularidades localizadas. 

Es por ello que se hace necesario efectuar algunos tratamientos terapéuticos para hacerle frente a esta problemática; por eso en este artículo, te daremos una pequeña guía sobre cómo quitar fibrosis en el abdomen de forma eficiente y segura en casa.

Fibrosis post-cirugías estéticas

Fibrosis en el abdomen - Cómo tratar la fibrosis en casa

En el ámbito de las cirugías estéticas el término de fibrosis en el abdomen se aplica a aquellos endurecimientos, protuberancias y bultos que pueden aparecer después de una cirugía y que, además de originar la deformidad en la piel del paciente, puede resultar molesto e incluso llegar a ser muy doloroso.

Como ya hemos indicado, la fibrosis postquirúrgica, puede aparecer en cualquier tipo de cirugía u operación, y es perceptible tanto en la capa externa como en la interna del tejido afectado.

En el caso de la liposucción, se utilizan cánulas o jeringas conectadas a una máquina para realizar la extracción controlada de grasas con el fin de moldear la silueta del paciente, y en muchas ocasiones a causa de la cicatrización irregular, tanto la piel de la zona como el tejido graso presentan irregularidades, que puede ser lineales o puntuales. 

Con respecto a la abdominoplastia para eliminar la piel excedente, el procedimiento requiere de una separación del tejido para su posterior estiramiento, de lo cual la mayoría de las veces el resultado no es el idóneo, ya que la cicatrización interna hace ver al abdomen muy duro y poco natural (efecto de tabla). Aunque esta condición no es necesariamente fibrosis, sí es una cicatriz interna, que debe ser tratada adecuadamente.

Entre tanto, estas secuelas pueden estar presentes hasta varios meses después de la cirugía, ejerciendo en el paciente un efecto negativo en su autoestima, ya que no se ven bien estéticamente y no pueden disfrutar de los cambios tan anhelados por culpa de las molestias causadas por la fibrosis en el abdomen.

Tratamientos médicos para la fibrosis en el abdomen

Los especialistas en medicina y cirugía estética recomiendan a sus pacientes, ejecutar algunos tratamientos post cirugía abdominal (liposucción o abdominoplastia) para evitar la aparición de fibrosis en el abdomen o para tratarla si ya se ha manifestado. Como siempre, la elección de uno u otro método a aplicar, dependerá del médico y sobre todo de la gravedad de la fibrosis que ha aparecido.

Por lo tanto, el objetivo de cualquiera de estas estas técnicas terapéuticas, es simplemente poder liberar la piel, disminuir los indeseables grumos de grasa y reparar en su totalidad el tejido de colágeno subyacente; obteniendo así una mayor recuperación del aspecto exterior y mostrando una textura homogénea de la zona tratada.

Técnicas como el láser que libera las adherencias de la piel y estimula la producción de colágeno, es una de las recomendadas después de una liposucción, ya que mediante este procedimiento se alisan y tensan los tejidos, aportándole firmeza a la piel.  

La radiofrecuencia es otro de los métodos más apreciados, ya que puede alcanzar a profundidad la fibrosis en el abdomen; gracias al calor que genera, ayuda a mejorar la respuesta de los fibroblastos y al reordenamiento de fibras de colágeno.

Cómo eliminar la fibrosis en casa

Antes de saber cómo quitar la fibrosis del abdomen en casa, es muyimportante entender que los especialistas médicos tratan la fibrosis abdominal valiéndose de un protocolo multiterapéutico, donde frecuentemente recomiendan el uso de dos o más tratamientos médicos en conjunto con tratamientos y medidas que pueden implementarse en el hogar.

El cuidado correcto durante el proceso de una cicatrización post-operatoria siempre es recomendado hacerlo mediante un profesional, sin embargo, es necesario continuar en casa, el mantenimiento de todo el trabajo realizado por el experto, para evitar que se desencadene el proceso de fibrosis en el abdomen, y la consecuente la formación de adherencias.

Masajes en casa

Una de las técnicas o métodos que indican los cirujanos después de la cirugía son las técnicas manuales para reducir la fibrosis, y esta consiste en realizar masajes propios utilizando el gel post-operatorio CIRULAB, que alivia la inflamación y evita la formación de fibrosis abdominal.

Evita manipular la herida

Otra de las recomendaciones que son esenciales a seguir para evitar la formación de fibrosis, sobre todo en las heridas visibles después de la cirugía (abdominoplastia) es: que debes evitar manipular la herida, ya que quien debe hacer la curación y el retiro de las suturas o grapas es el propio cirujano; de hacerlo por tu cuenta corres el riesgo de una infección y por ende la formación de fibrosis en el abdomen.

Evitar las exposiciones al sol

Como medida especial, debes evitar tomar el sol a la hora de salir; para ello es necesario utilizar ropa que pueda cubrir la cicatriz y evitar su exposición, ya que las radiaciones solares pueden afectar la cicatrización, ocasionando hiperpigmentación.

Correcta hidratación

Generalmente en las cicatrices el agua tiende a evaporarse más rápido, por lo que necesita mantenerse hidratada. El uso de cremas y vendajes, pueden ayudarte a mantener la humedad. Puedes utilizar a modo de complemento aceites o vaselina, pero lo mejor es utilizar un gel post-operatorio cicatrizante Cirulab, que te hidrate y al mismo tiempo contribuya a la reparación de la piel.

Cuida tu alimentación

Las dietas saludables, que son ricas en vitaminas y proteínas son ideales para mejorar las cicatrices. Procura comer bajo en grasas y sal, así como dejar de fumar (si es posible un mes antes de la cirugía). También es recomendable ingerir vitaminas que ayudan al organismo a sintetizar nuevo tejido.

Realiza ejercicios y estiramientos

El fisioterapeuta puede enseñarte una serie de ejercicios y estiramientos que puedes realizar en casa sin asistencia; con ellos podrás prevenir los problemas de movilidad o restricción, además de la pérdida de circulación y de la calidad del tejido, característico en la aparición de la fibrosis en el abdomen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *