CategoriesBlog

Piel después del parto – Cuidados para reducir el abdomen

piel despues del parto cuidados para reducir el abdomen

La piel después del parto es una fase muy exclusiva en la vida de todas las mujeres, pero la alteración hormonal, el relajamiento de los tejidos y el sobrepeso pueden dar lugar a la perturbación a nivel de la piel y el pelo.

Tras el alumbramiento se deben implementar ciertos hábitos que sean los más sanos posibles para el cuidado diario que ayudará a optimizar las dificultades de la piel.

Después de dar a luz, como es normal, centras toda tu atención en el bebé, pero tu piel flácida después del parto también pide cuidados exclusivos tras el alumbramiento.

Este nuevo cambio de tu vida no va a hacer nada fácil, el agotamiento y los cambios hormonales se pueden manifestar en la salud de tu piel, por consiguiente, es de tal importancia cuidarla y tenerla en condiciones óptimas. Ya que es el punto de contacto más importante que tienes con tu bebé.

piel después del parto

Consejos para cuidar la piel y reducir el abdomen

Es momento de refrescar la piel

El postparto es el período propicio para rejuvenecer la piel. El cutis requiere liberar las células muertas e impurezas que se han ido depositando en la superficie. Por lo tanto, debes aplicarte una exfoliación suave con productos correctos que no la perjudiquen.

En primer lugar, limpia el área de la piel y la percibirás más suave y sedosa, perfecta para el uso de cosméticos o cremas para antiestrías, geles o aceites hidratantes.

Recuperar la elasticidad y firmeza de la piel después del parto

Para corregir la piel flácida después del parto, es necesario realizar un protocolo de belleza cada día, esencialmente después del nacimiento del bebé.

Una buena alternativa son los aceites vegetales estos sirven para hidratar tu piel a fondo, gracias a la delicada textura y su agradable olor, estos productos son los más indicados para darte un masaje reafirmante.

Si eliges la textura de otros cosméticos puedes optar por alguna crema con otros componentes que contribuyan a una buena hidratación como el aceite de karité, que fija el agua a las células que integran el cutis.

Si tu piel está muy maltratada y marchita, puedes elegir una crema sustanciosa y definida para pieles secas.

Otra opción que te recomendamos es el uso del Gel Post-operatorio CIRULAB, que aportan una mayor firmeza y te ayuda a reorganizar los tejidos después de tener a tu bebé.

Mantener por dentro piel después del parto

Posteriormente después de dar a luz la piel puede verse reseca y sin la vivacidad de siempre.

La nutrición y el agua logran hacer mucho para impedirlo, realmente este aspecto es la clave para que la piel se mantenga bien nutrida por dentro, asimismo de recibir la humectación y las vitaminas que tienen las cremas que les aplicamos.

Mantener una dieta en frutas y verduras te ayudará mucho a la producción del colágeno. Pero también, tienes que tener presente los cereales y el omega 3, este último está principalmente en los pescados grasos.

Cuidado especial al rostro

El cutis se puede ver maltratado por los cambios hormonales. Sin embargo, tras el parto suelen ocultarse las espinillas.

No está de más conservar una adecuada limpieza del rostro, quitando los restos del maquillaje; si te lo colocas a diario, lo más recomendable es hacerte una limpieza todas las noches. Utilizando un jabón o un gel determinado según tu tipo de piel.

Puedes aplicarte dos veces por día una crema hidratante, después del tratamiento que estés usando. A su vez, puedes realizarte una exfoliación suave semanalmente.

Las manchas tienden a agudizarse en la piel después del parto asimismo la exfoliación ayudará a que desaparezcan. Si la dificultad persiste hay cremas determinadas para eliminar las manchas.

Zonas de la areola o el pezón

El cuidado del pezón es muy significativo mientras transcurre el embarazo como también en el post-parto. La distensión y la actividad hormonal de los tejidos inducen durante la gestación un aumento de delicadeza e híperpigmentación en el área.

La correcta hidratación de la zona con productos definidos y ricos en lanolina te permite fortificar la barrera superficial a ese nivel, evitando que se formen erosiones por estiramiento y una piel flácida después del parto.

También es importante que en el post-parto se mantenga un cuidado exclusivo de esta región para que así el bebé pueda disfrutar de una lactancia saludable.

Por lo tanto, las normas durante el amamantamiento son básicas para que el niño se sienta más cómodo cuando coma, además tenga una correcta postura de su cabeza y cuerpo; por ello es primordial que prestemos un cuidado específico antes y después de la lactancia en el área de la areola y pezón.

Por tal motivo debemos aplicar productos suavizantes a diario y retirar antes de amamantar al bebé. Igualmente, la leche materna es rica en proteínas, grasas y azúcares, esta misma permite crear una perfecta defensa hidrolipídica sobre la areola.

Para limpiar, solo se recomienda aplicar una cantidad muy pequeña de un suavizante con un masaje ligero antes y después de cada toma. Si existieran fisuras, conseguiremos el beneficio de la aplicación de productos ricos en lanolina estos contribuirán a un alivio significativo.

Caída del cabello

Otra dificultad dermatológica, habitual después del parto es la caída del cabello de forma masiva. Esto suele ocurrir al tercer mes post-parto y se puede prolongar durante 6 y 9 meses.

Perder el cabello en la mujer embarazada es totalmente reversible y se debe a causas hormonales de carácter primordial. Generalmente no existe una calvicie total del cuero cabelludo, lo más importante es estar tranquila, ya que el pelo crecerá de forma natural y en su totalidad.

Conclusión

Cuidarse la piel después del parto y mimarse lo máximo que se pueda, sin necesidad de perder la conciencia en este nuevo período que es excesivo en todos los sentidos.

Es una experiencia nueva donde quizás ya nada vuelva a ser igual que antes pero dónde debemos amar a nuestro cuerpo mucho más. Nuestra felicidad y estar completamente saludable, también deriva que se mantengan sanos y felices nuestros hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.