CategoriesBlog

Cómo quitar la fibrosis – Los mejores métodos postoperatorios

fibrosis como quitarla

Una de las consecuencias indeseables y más comunes en las cirugías estéticas es la fibrosis. Seguro alguna vez te habrás preguntado ¿cómo quitar la fibrosis de manera eficaz?

Esta dificultad se comienza a observar desde el postoperatorio, cuando salen unos pequeños abultamientos en la herida que se empieza a solidificar y a molestar.

Es una posición frustrante para las personas que apelan a esta cirugía estética, intentando optimizar aquellas partes del cuerpo con las que no están satisfechas.

La fibrosis postquirúrgica es mucho más frecuente de lo que se cree. Esta no está vinculada específicamente a ninguna cirugía. Igualmente se puede presentar después de la liposucción o una abdominoplastia.

En términos generales puede aparecer luego de cualquier intervención quirúrgica, pero hay algunas en las que esta complicación es mucho más frecuente y en ocasiones no sabes cómo quitar la fibrosis en casa.

Cómo quitar la fibrosis

¿De qué se trata la fibrosis?

Las cicatrices que permanecen después de la intervención quirúrgica usualmente muestran el cierre normal de los tejidos. No obstante, es factible que este progreso se vea perjudicado cuando la cicatrización no sana de manera correcta.

En estas circunstancias es donde puede aparecer una fibrosis cutánea, no es otra cosa que un abultamiento encima de la cicatriz, por lo tanto, la causa de todo es el exceso de colágeno que incrementa los tejidos contiguos.

El exceso de colágeno y el posterior endurecimiento se puede mostrar en las capas interiores de los tejidos que han sido dañadas por la acción quirúrgica.

Esto puede llevar a la deformación del área donde se encuentra la herida, ya que se comienza a notar como algunas partes de tu cuerpo tienen una textura más rugosa y desagradable.

¿Cómo se forma la fibrosis?

Lo anterior se debe a la acción de los fibroblastos, células presentes en los tejidos conectivos, los mismos se encargan de simplificar el colágeno y ayudar la cicatrización.

Entonces, la fibrosis se evidencia en la manifestación de cicatrices queloides o hipertróficas, siendo la prueba más clara de que el paciente tiene dificultades de sanación.

El motivo de lo anterior es generalmente genético, y por ello es de suma importancia que el médico tratante esté al tanto de la condición del paciente, para lograr neutralizar los efectos negativos que se pueden presentar en la piel.

En este campo de la cirugía estética, la palabra fibrosis se califica también a todos los abultamientos, bultos o solidificaciones que aparecen luego de una intervención quirúrgica y que desfiguran al paciente, le causan incomodidad e incluso dolencia.

La fibrosis puede estar presente durante el postoperatorio y también durante la recuperación de la cirugía, es por ello que muchas personas no saben cómo quitar la fibrosis después de la lipo.

Por lo que esto produce un efecto negativo en la confianza de los pacientes, ya que las evidencias antiestéticas de la fibrosis, oscurecen los efectos deseados, cuando se toma la iniciativa de efectuarse una cirugía estética.

¿Cómo quitar la fibrosis en el abdomen?

Existen muchos tratamientos que indican cómo quitar la fibrosis, luego de una cirugía estética. Muchas personas preguntan a los cirujanos cuando se encuentran en la consulta virtual el porqué de la aparición de estas secuelas no deseadas tras una liposucción o una abdominoplastia.

Por este motivo, los expertos en cirugía y medicina estética han propuesto la práctica de algunos métodos postquirúrgicos para mejorar el aspecto de los bultos y solidificaciones.

Entre los procedimientos más comunes y confiados para mejorar esta condición se hallan: los masajes postquirúrgicos, las ondas de choque, la corriente galvánica, la lipoláser, la cavitación, y la carboxiterapia.

Podemos elegir cualquiera de estos métodos, la última decisión la tiene el médico tratante y según lo avanzada se encuentre la fibrosis. Enseguida te presentamos una breve explicación:

Los masajes postquirúrgicos: Son los más convenientes para mejorar los efectos de la cirugía, igualmente para acelerar la sanación del paciente; se aconseja sobre todo en las operaciones de gran complicación como la liposucción.

El más conocido de estos masajes, es el drenaje linfático. No hay un número de sesiones específicas que requiera el paciente, la cantidad será establecida por el experto de acuerdo a cada caso.

Los masajes se realizan usualmente con las manos, pero esto no imposibilita que muchos profesionales usan otros tipos de dispositivos e implementos, como los ultrasonidos.

La persona que realiza los masajes debe ser un profesional o especialista en esta área, de otra manera, podría causar graves daños al cuerpo del paciente. En consecuencia, los amasamientos deben ser confiados solo a los profesionales en la materia.

Procedimientos para quitar la fibrosis en el abdomen

Corriente galvánica. La aplicación de corriente galvánica sobre la fibrosis logra estimular y resarcir tejidos; adicionalmente logra destruir los que están dañados por el proceso irregular de la cicatrización. Es una técnica muy aconsejable por los expertos para tratar la fibrosis.

Ondas de choque. Son populares por su efectividad para disminuir la celulitis. Por ende, algunos especialistas igualmente la recomiendan como método para la fibrosis postquirúrgica, ya que su acción proporciona la relajación de los tejidos conectivos y la reproducción de células.

De igual forma se logra flexibilizar y equilibrar el endurecimiento de los bultos, para que el nuevo tejido sea más flexible y blando.

Carboxiterapia. En este procedimiento se aplica dióxido de carbono para destruir la grasa en el área establecida. Además, mejorar la circulación, dar tensión y elasticidad a la piel y minimizar claramente la celulitis.

Uno de los resultados es la tensión de los tejidos y por este motivo, los médicos esteticistas la recomiendan como opción para tratar la fibrosis postquirúrgica.

Otro de nuestros métodos más eficaces de cómo quitar la fibrosis de una lipo, es aplicando el  Gel Post-Operatorio CIRULAB, especialmente creado para prevenir la formación de fibrosis, aliviar los dolores postoperatorios y disminuir la hinchazón y hematomas

Conclusión

Cabe destacar que todos los métodos anteriores de cómo quitar la fibrosis deben ser ejecutados solo por profesionales en la medicina estética, que cuenten con una amplia formación y experiencia. Con esto se reduce la posibilidad de causar un evento perjudicial para el paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.