CategoriesBlog Sin categoría

Cuidados para la cicatrización en una liposucción

Conocer los cuidados para la cicatrización en una liposucción, te permitirá prolongar y mantener los resultados  finales esperados.

Por ello, es importante que seas consciente de que hay  factores  que pueden agilizar o desacelerar  la rapidez de tu cicatrización de tu intervención y al reconocerlos podrás ayudar efectivamente a tu cuerpo.

Entre  estos, destacan los  factores genéticos en los que  tu organismo no reacciona de la mejor manera ante las heridas, sobre produciendo fibra para recuperarla o siendo ésta deficiente.

De igual forma, factores externos como  hábitos y falta de constancia en los cuidados  postoperatorios, pueden complicar la forma en la que tu cuerpo cicatrice, provocando irritaciones. 

Cada caso es completamente diferente y por lo tanto debes evitar comparar tu intervención con otras, ya que puedes caer en la  toma de decisiones ligeras contraproducentes que complicaría tu proceso. 

Las fases por las que tu cuerpo pasa después de una cirugía plástica, en este caso tu liposucción son: 

FASE INFLAMATORIA: En los primeros días tus heridas están enrojecidas, duelen al contacto  y están hinchadas. 

FASE PROLIFERATIVA: Pasando unas 6 u 8 semanas tu herida está cicatrizando y buscando cerrar completamente. Es aquí donde puede haber una sobreproducción de colágeno que ocasione cicatriz queloide o fibrosis.

FASE DE REMODELACIÓN: Aproximadamente en un lapso de 4 meses a 1 año, en donde puedes notar piel sana definitiva en la cual tu organismo está realizando los ajustes preliminares a tu resultado final. 

Como Puedes notarlo ante las fases de recuperación, debes actuar rápidamente para prevenir la  cicatrización incorrecta antes de culminar la última etapa de remodelación, en la  que revertir el resultado es improbable.

CONSEJOS PARA UNA ÓPTIMA CICATRIZACIÓN

1. CONTACTO CON LA HERIDA: Ante una señal anormal o  de alarma en el  vendaje, comunícate con los profesionales especializados que llevan tu caso para consultar cómo proceder antes de actuar.

Quitar tu vendaje o realizar contacto con tu herida abierta puede ocasionar infecciones y generar complicaciones en tu recuperación que pueden verse reflejadas en tu piel a largo plazo. 

De igual forma sigues al pie de la letra los cuidados de limpieza y asiste a los controles programados. conoce más consejos postoperatorios aqui 

2. HIDRATA LA ZONA: Ayuda a tu organismo a regenerarse de forma rápida reactivando la elasticidad de la piel  humectando y nutriendola constantemente.   

El gel antiinflamatorio caliente CIRULAB es una opción increíble que puedes usar en tus tratamientos y masajes postoperatorios como drenajes linfáticos y ultrasonidos, así como para tu cuidado diario.  

El efecto térmico del gel moviliza tu circulación sanguínea que ayuda a desvanecer hematomas o acumulación de sangre, desinflamar y aliviar los dolores en la primera fase de recuperación y regenerar tu correcta cicatrización de tu piel. 

El constante uso del gel, ayuda a prevenir la fibrosis o irregularidad cutánea en la sobreproducción de colágeno  que te ocasionan cicatrices queloides visiblemente notorias.

Esto se logra, gracias a su fórmula y calor que permite organizar y direccionar las fibras en recuperación de tu herida de forma correcta para un resultado uniforme, además ayuda a evitar la flacidez acondicionando la piel para pegarse al músculo. 

3. CONTACTO CON EL SOL: Si debes exponer tu cicatriz, protégete de una posible  hiperpigmentación a causa de los rayos UV, incluso en los días más nublados. 

Durante los 12 primeros meses, si no acondicionas tu cicatriz a la intemperie esta puede tornarse más oscura al tono de tu piel. 

4.COMPRESIÓN:  Al utilizar correcta y constantemente los complementos térmicos o de presión como fajas, tablas y espumas; Ayudas a que tu piel no tenga la posibilidad de generar protuberancias, hematomas o apariencias desfavorables.

En donde no solo prevenirlas fibrosis, hematomas y edemas; También ayudarás en el estiramiento de tu piel para una cicatriz óptima en la que se selle correctamente la herida.

5. EVITA EL CIGARRILLO O TABACO:  Este hábito compromete tu cicatrización  ya que el oxígeno que requiere la sangre para la recuperación regeneración es limitado.

Además, es más fácil que puedas contraer infecciones y dehiscencia en la herida.

6. CONTACTO CON AGUA: En el tiempo estimado que tus profesionales recomiendan el contacto directo con agua, serciorate de secar muy bien la zona ,ya que la acumulación de agua puede provocar malos olores e incluso ablandar la cicatriz. 

7. ALIMENTACIÓN BALANCEADA: Durante la primera etapa en la que tu herida está abierta  o según la indicación de tus profesionales especializados. Evita consumir alimentos irritantes. 

Lleva la dieta recomendada al pie de la letra y ante cualquier inquietud serciorate para evitar inconvenientes en tu herida. Conoce más de los alimentos indicados para esta etapa aquí

No dudes preguntarnos ante cualquier inquietud. En CIRULAB siempre estaremos dispuestos a asesorarte según sea tu caso.

1 Comment

  1. […] moldeadores, algunas recomendaciones alimenticias en la dieta básica para evitar irritaciones y cuidados en la exposición de heridas o cicatrices a ambientes […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.